martes, 17 de abril de 2007

Pucheros y Pucherazos


El puchero ha sido una pieza característica de la cacharrería castellana, extremeña andaluza, manchega….. Todavía quedan importantes reductos del oficio alfarero en todas las provincias de la geografía nacional aunque el puchero ya no se encuentra en el elenco de piezas de la alfarería moderna.
Uno se imagina una vasija de barro vidriado (o sin vidriar), con base más o menos amplia, panza redondeada y apenas cuello, boca ancha, una o dos asas, utilizado para guisar o cocer alimentos. También en sentido figurado se suele aludir al puchero para referirse al alimento diario y regular. Igualmente, nuestro diccionario recoge “hacer pucheros” como la mueca o gesto que precede al llanto fingido o verdadero.
A ello habría que añadir muchas otras expresiones como “puchero de enfermo”, para referirse al cocido que se hace en tal recipiente, sin ingredientes que puedan ser nocivos a los enfermos. Una acepción antigua y claramente sexista es la de ” atizar el puchero”, para aludir al hombre que se quedaba en casa mientras la mujer salía a trabajar. La expresión “puchero de viuda” —expresión antiquísima y muy utilizada en algunos pueblos — para indicar el puchero pequeño de una sola ración.
Quienes en la alfarería tuvieron su “modus vivendi”, a un puchero grande lo llamaban: pucherazo. Lógicamente, para definir el tamaño empleaban el sufijo aumentativo con lo que incrementábamos la magnitud del significado del vocablo.
Pero amigos, ay amigos!Si tenemos en cuenta que los sufijos aumentativos indican muchas veces menosprecio o desestimación, no podemos ver otro significado distinto a éste en cierta actitud antidemocrática e impropia de ciudadanos serios y respetables. Más bien, cuando acontece una trampa electoral consistente en alterar el resultado de un escrutinio de votos, y refiriéndonos a su autor o autores, hablamos de defraudado­res del sentido común, misioneros de la insolidaridad, mandados del resentimien­to,... En fin,... ¡catedráticos de la estupidez!.
“Dar un pucherazo ” apenas solemos asimilarlo a dar un golpe con un puchero, y sí a un golpe de Estado, un engaño, una trampa o un fraude electoral. Tal actitud la hemos encontrado plasmada en libros y diarios para referirse a la misma ” broma de mal gusto ” que empaña toda forma de convivencia democrática, altera la credibilidad más sincera y enfanga logros alcanzados con sacrificio.

Así mismo, por asimilación se ha estudiado esa trampa electoral calificada como cabildazo, pucherazo, arbitrariedad, chanchullo, abuso, tropelía, exceso, atropello, desafuero, desmán, canallada,... He aquí la riqueza de nuestra lengua, tantas veces denostada, reprimida y asediada allí donde la ” política de verbena y violencia ” pretende imponerse a la razón.
Hoy a nadie sorprende oír que el voto individual es un derecho y un deber. Uno y otro son caras de la misma moneda. Igualmente inseparables son las dos bolsas que forman la alforja de la fábula del griego Esopo o, precisa es también, la máxima del filósofo y sacerdote francés Lamennais: “el derecho y el deber son como las palmeras: no dan fruto si no crecen una al lado de otra”.

Comenzando el siglo XXI cuesta creer en lo que conocemos como “dar un puchera­zo”. Más recuerda algunas actuaciones propias del siglo XIX, abundante en intrigas, conspiraciones y arbitrariedades. Un siglo donde los despropósitos y los escándalos municipales eran “moneda de curso legal”, sobre todo en grandes municipios o capitales de provincia. Era el siglo del cacique, del fraude, de la convención y de la imposición de candidatos sin sombra que pudiera alterar su elección. El siglo de cabecillas y jefecillos en el ámbito local y del “turnismo” de la Restauración entre conservadores y liberales en el plano nacional. Un siglo donde, si era preciso, el poder acudía a la arbitrariedad, régimen natural del pueblo español en palabras de Unamuno.

La seriedad, la reciedumbre y el sentido de la responsabilidad no debe dejar resquicio posible para el fraude al estilo “bananero” del “pucherazo”. Los políticos están obligados a dar prueba de ello a diario; aunque pasadas las elecciones regresen a las “trincheras” de su individualismo. Una actitud que nunca cambia: hace setenta y dos años, por poner un ejemplo distante en el tiempo, con motivo de las elecciones de abril de 1931, DIARIO REGIONAL desconfiaba de los futuros ediles y plasmaba en sus páginas un sentimiento de rutina y conformismo al publicar que se repetirían los mismos procedimientos de siempre, las visitas domiciliarias, los abundantes convites, “el ofrecimiento de grandes mejoras, cuando no el de algún empleo, y, pasadas las elecciones, derrotados o con el acta… no volverá a vérseles hasta otras”.
Será Melilla y algunos sitios más reflejo de intento de pucherazo?

20 comentarios:

Adivagar dijo...

Tristemente intentos de pucherazo hay en todas las elecciones. Y posiblemente siempre se cuele alguno. Es dificil controlar 30 millones de votos.
Más triste es que algún partido político intente dar pucherazo, pero no creo que sea el caso, sinceramente. Eso sí, es posible que alguna de las miles de delegaciones de cualquiera de nuestros partidos mayoritarios haya sido tomada por antidemócratas que hacen de su capa un sayo, pero ni en ese caso creo que sea correcto culpar a todo el partido.
Siempre va a haber indeseables en todos los partidos políticos. El que se mete a política para enriquecerse o por poder lo hace en el partido en el que piensa que tiene más posibilidades de llegar a una alcaldía o puesto relevante, no por valores democráticos, por lo que puede afectar a cualquier formación política. Debemos confiar en que el sistema electoral español impida el pucherazo mediante los interventores de los distintos partidos. Eso tiene dos puntos débiles, las mesas electorales con apenas unos pocos votantes y el voto por correo en su origen, no en su destino.
¿Cómo mejorar ese control?

ANTONIO PARRA dijo...

De acuerdo contigo Adivagar, está claro que los intentos de pucherazo, por llamarlo de alguna manera, se suele dar en poblsaciones pequeñas, o en pequeños "reinos de Taifa", no con el objetigo de hacer valer posturas ideológicas concretas, sino más bien por mantener el sillón y las prebendas derivadas del mismo al precio que sea.
Pero no se puede justificar lo injustificable, y es ahí donde los dirigentes del PP han vuelto a no estar a la altura de las circustancias. Y en un ejercicio de cinismo absoluto intentan amparar lo inamparable, y con un desconocimiento absoluto de la legalidad el sr. Acebes (cancer de la derecha de este país) se atreve a hacer afirmaciones própias de un neofito de la política.
El indeseable protagonista de Melilla lo es menos, sin duda alguna, que el ex-ministro Acebes.

Fermina D. dijo...

Muy bueno tu artículo. Como es eso..."en el juego y en el amor todo vale"...?.
Salud.

ANTONIO PARRA dijo...

Hoa Fermina D (aza), aunque quisiera ser Florentino Ariza, no lo soy.
No se porque tengo la impresión de que tú y yo nos conocemos.
saludos

Anónimo dijo...

hola Adivagar. Otra socialista al habla. Evidentemente el pucherazo se puede dar en cualquier formación pólítica. Lo que ya resulta un poco chocante es que se repita dentro del mismo partido, en tantas localidades distintas, ¿no te parece?
De todas formas, sigo pensando que da gusto oir opiniones moderadas como la tuya.
Ojalá Rajoy y su plantilla entrasen en estos post, y tomasen ejemplo. Sería todo mucho más sencillo, Verdad?

Anónimo dijo...

Antonio, muy acertado, como casi siempre. Que no decaiga el ánimo, colega.
Un saludo socialista.

Paco dijo...

Genial tu post. No podía ser menos hablando de cocina. Cualquier día Acebes nos dará una rueda de prensa con la receta del puchero bajada de internet.

Un saludo

Fermina D. dijo...

Antonio, ¿qué tal un próximo post que verse sobre revueltos, "revortillos", gazpachos, cóckteles, y otras mezclas...?
Salud.

Peccata Minuta dijo...

Ante la duda, "ha sido el PP".

No te das cuenta alma de cántaro que ayer el PSOE perdió 2 millones de votantes con la intervención de Rajoy y que tiene que contratacar de alguna manera.

¿que pasaría si en varios de esos municipios en los que los censos se han alterado gobernase el PSOE?

Y si es mezclado? La cuestión es que desde EL PAIS se está dejando caer que es cosa del PP. Y tú tan lelo que te lo crees.

ANTONIO PARRA dijo...

Peccata minuta, deberías moderar tu lenguaje en este blog libre.
En segundo lugar: el pucherazo en España es consustancial con la derecha, mala perdedora.
En tercer lugar, por si aún no te has enterado, el "gerente de Melilla" está en libertad CON CARGOS, por dos delitos: Intento de fraude electoral (pucherazo) y por falsificación documental.
¿Vas cogiendo onda?

panchovilla99 dijo...

Pues sí... Pucherazos creo yo que siempre los hay, lo que ocurre es que en pocas ocasiones se ven o se denuncian. Ahora, sí que se han descubierto unos cuantos y quien los hace es porque teme que se le escurra de las manos unos votos que le resultan imprescindibles para mantenerse en el poder que, seguramente, perderán.

Anónimo dijo...

Bueno, se ha archivado la denuncia por el supuesto pucherazo de Melilla. ¿Rectificaciones? Por supuesto en El Pais no las vamos a encontrar. Tiran la piedra, se pasan una semana señalando al PP, y cuando se archiva la denuncia, ni una noticia en su "periódico independiente".
¿Es que será mentira lo que ha estado diciendo El Pais durante una semana? ¿O solo manipulación?

Anónimo dijo...

Anónimo, y tu tan contento.
Las evidencias son las que son, el PP de Melilla ha intentado dar un pucherazo, y no sólo el de Melilla. El que se archive una denuncia no quuiere decir que no se hayan intentado cometer irregularidades electorales. Y si al juez esto le parece normal, pues nada, que todos los partidos hagan lo mismo, que dupliquen documentos oficiales y que despues pidan dni a pensionistas, inmigrantes y presos para poder votar por ellos.

Anónimo dijo...

Eso es, segundo anónimo. Con el PP siempre se aplica la presunción de culpabilidad, ¿verdad? Muy democráticos sois.

Martín dijo...

lOS QUE SON DEMOCRATICOS SON LOS DEL pp, QUE PARA GANAR ELECCIONES NO SOLO MIENTEN Y MANIPULAN, SINO QUE ADEMÁS FALSIFICAN DOCUMENTOS PÚBLICOS Y EMPADRONAN A DIESTRRO Y SINIESTRO A PRESOS, VAGABUNDOS, AUNQUE SEA EN UNA PARCELA.

Anónimo dijo...

Pues venga, majete, vete a un juzgado y denúncialo. Ah, no! que son del PP! No hace falta juicio, ya son culpables. Venga, a quemarlos en la plaza del pueblo, que son malos malísimos.

Si no hay sentencia de culpabilidad, son inocentes, diga lo que diga algún exaltado antiPP.

senkiu dijo...

creo que hay por ahi un mandamiento que dice no mentiras,pues lo teneis gastaito del todo,ay,si jesus cristo levantara la cabeza.

FD dijo...

Hablando de pucheros...¡vaya con el peaso de guiso de "revortillos"!...y esas quesadillas...ummm. Ayyy, que docente perdió la enseñanza, y qué maestro ganó la cocina.
Salud.

Anónimo dijo...

Igual que la de Bécquer
el arpa de la araña
en un ángulo oscuro
espera o desespera
el aire de la siesta
mueve sin destruirla
la seda de cordaje
hay una breve escala
de silencios
por fin
una mosca inocente
o quizá alucinada
sucumbe ante el hechizo
y paga con su vida
el haber profanado
el hermetismo
de la sencillez.

La Red. M.B.

ANTONIO PARRA dijo...

FD, veo que me coneces bien, gracias por tus post. Espero que algún dia me digas quien eres.
salud