jueves, 3 de junio de 2010

LA ESTUPIDEZ


Leyendo la última entrada de mi amiga Gin caí en la cuenta por enésima vez que estamos inmerso en la estupidez de una forma altamente grosera.

Lloramos los de este el lado del mundo a poco que nos toquen el bolsillo y cada día desayunemos (como suelen decir los periodistas) con malas noticias sobre la economía , lloramos porque nuestro status anterior se ha rebajado, lloramos porque hoy no podamos gastarnos 50 € en una cena, nos alarmamos con las cifras de paro OFICIALES y, curiosamente, los Sindicatos de Clase pasan de los parados porque estos no les aportan nada. Estos se movilizan cuando afectan a los que ganan dinero suficiente y les recortan el sueldo para poder mantener a esos parados en umbrales de dignidad. Lloramos porque se no muere el perro o el canario, porque no podemos ir de vacaciones, porque, en definitiva, la cosa está jodida, globalmente jodida.


Nadie se acuerda de Haití porque ya no salen en los telediarios, ni siquiera existe en la mente de los estúpido el gran campo de concentración de Gaza, nadie se acuerda de los desheredados. Y los que lo hacen son tiroteados salvajemente por los Judios, o son secuestrados por eso que llaman Alqaeda.

Esa parte del mundo no llora tanto porque nunca tuvieron la oportunidad de la opulencia. Y esa sociedad representa a poco menos de tres cuartas partes del planeta.

Si algún día nos paramos a pensar y ser empáticos con los que realmente sufren, tal vez nos dariamos cuenta de que no estamos tan jodidamente mal.

Y porqué digo todo esto?. Tal vez porque no seamos consciente de lo que tenemos, y porque a la vuelta de la equina está una huelga general. ¿para que?.

Podarían movilizarse estos sindicatos de vividores ante la constante injusticia humana y contra el exceso de estupidez. Y no por ajustes necesarios para normalizar una situación económica basada en el capitalismo salvaje y neoliberal.

Podrían movilizarse contra la banca, contra los corruptos, contra la miseria de la inmensa mayoría del planeta, contra el capitalismo, contra la estupidez.

Pero eso no da dinero sino quebraderos de cabeza y estos no están para comerse mucho el tarro, sino más bien para poner la mano sin dar un palo al agua.

Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana (Eintein)

Las Tiranias fomentan la Estupidez (Borges)

Nada en el Mundo es más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez concienzuda (L King)

El colmo de la estupidez es aprender lo que luego hay que olvidar (E. de Roterdam)

Contra la estupidez hasta los dioses luchan en vano (Goethe).
Lo mismo es que yo tambien me he convertido en un estúpido.



13 comentarios:

GINEBRA dijo...

No tengo mucho que añadir, creo que ya lo hemos dicho (ambos) casi todo, estamos de acuerdo y síiii,los sindictos deberían movilizarse por muchas cosas que claman al cielo, pero no lo hacen. Hay una frase en "Soldados de Salamaina" que no he olvidado,la dice el republicano en su geriátrico de Francia:"la izquierda siempre decepciona" y es que los que tenemos ideales políticos (creo que somos una especie a extinguir) sufrimos con el panorama mundial y nacional, por supuesto. Sufrimos con las injusticias y la falta de todo, y por ende de valores. Cada día me topo con más personas presuntuosas y estúpidas, con robot preparados casi exclusivamente para ganar dinero y consumir a destajo.
Me quedo con la cita de Einstein, hay dos cosas infinitas: "El Universo y la estupidez humana"...
Besos desde la torrija cacereña hacia Cádiz. Dale un beso al mar y dile que iré pronto a visitarle y con más ganas que nunca. Besos para tí también.

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Antonio!
"Puegeso"
La Estupidez...
Quizás, la vemos, al sentir, opinamos, mentimos, desmentimos.
Y sobre todo esperamos que los demás hagan, ¡eso, algo…! que no somos capaces de hacer por nosotros mismos.
Es fácil decir lo que se debería hacer o no…
Es muy difícil estar…
En fin es solo una reflexión, con la que me quito mi culpabilidad, de encima.
¡Ya puedo echar la siesta muy tranquilo!

Saludos de J.M. Ojeda.
P.D. Buen fin de semana.

Antonio Parra dijo...

Ginebra, ya no le puedo dar ese beso al mar `porque estoy en mi people. Pero es probable que se lo de la próxima semana.
Del tema de los estúpidos ya no vamos a hablar más. Un besazo
Ojeda, buena reflexión.

Hitos dijo...

Me quito el sombrero

comprometido dijo...

bien escrito, Antonio cada vez más vivimos en un mundo egoista y con faltas de escrupulos.

Antonio Parra dijo...

Hito, no te quites el sombrero que te quedas en pelotas, jajaj.
Un beso guapa
Pina, escribe, porque se que puedes.

malo malisimo dijo...

Estupidez, estulticia, idiocia...
Hombre don Antonio aún quedamos algunos, pocos, pero algunos, pero me temo que pueda ser contagioso o que el efecto en los que quedamos sea el pasotismo desmesurado y el "que os den panda imbéciles".
Querido amigo ya decía el Eclesiastés que el número de tontos es infinito

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amig@s:

Goleada de Guillermo a Monago en el debate sobre el estado de la región

Lo evidente es lo evidente, y cuando se hacen bien las cosas hay que decirlas; si se empieza a caminar por el sendero adecuado (por ese que determina el pueblo soberano cuando ejerce su derecho democrático a elegir y no el que nos tratan de imponer los mercados financieros-especulativos aliados a la derecha político-mediática carpetovetónica de este país), pues hay que decirlo claro y alto.

Y alto y claro quiero decir que Guillermo Fernández Vara ha acertado plenamente en el discurso que hoy ha pronunciado ante la Asamblea de Extremadura. Además, las fotografías que muestra la prensa lo dicen todo. A Guillermo se le ve sosegado y en actitud pedagógica, traslada al ciudadano la impresión de que está siendo totalmente coherente en su discurso con lo que piensa; su lenguaje corporal nos indica que su conciencia está tranquila porque está defendiendo los intereses, en general, de la mayoría; y, en particular, de aquellos que más lo necesitan. Está defendiendo, en definitiva, los intereses de ese amplio electorado que le asignó la responsabilidad de ser su presidente.

José Antonio Monago nos traslada una imagen de preocupación, de incomodidad; pues cuando Guillermo acierta con sus propuestas a Monago se le pone muy difícil hilar su discurso. La tendencia natural del Partido Popular no es la de defender a la mayoría, sino a los suyos; a los que más tienen, a aquellos que lo quieren todo. A esos que no comparten ni son solidarios. Por tanto, hoy el Partido Popular se ha tenido que quitar la careta y exhibirse tal como es: desalmado para con aquellos que más lo necesitan.

Las medidas anunciadas por Guillermo me convencen. Van en el buen sentido, en el sentido de hacernos salir de esta crisis apoyando a las verdaderas fuerzas productivas y creadoras de esta sociedad. Monago se ha quedado sólo en la defensa de esos que se arriman a su grupo, los de siempre, los señoritingos, los especuladores.

Estas son algunas de ellas.-

Seguir leyendo en Pasión por la dialéctica.

Recibid un muy fuerte abrazote amig@s.

Antonio Parra dijo...

Malo, jajjajajaj, muy bueno.
Javier, me alegro que te haya gustado el discurso y las propuestas del presidente. Ahora solo hace falta sustanciarlas.
Malo ¿cuando coño me vas a hacer una visita?
Un abrazo para los dos

Malo Malísimo dijo...

Como veo que andas relajao... te dejo otro comentario. Estoy en desacuerdo total con la foto/radiografía que has colocado.
Hace poco a mi me haqn hecho una Resonancia y un TAC y nosecuantas cosas más y mi cerebro y mi neurona eran más pequeña que la de Homer, y me consta que a él lo has puesto por tonto...

Antonio Parra dijo...

cagonlaputa, he perdido la cuenta de bloguer

Antonio Parra dijo...

cagonlaputa de la contraseña.

Antonio Parra dijo...

será posible