lunes, 20 de julio de 2009

EL REGALO


Cuando se investigó el escándalo de Gescartera se descubrió que Luis Ramallo –azote de la corrupción en época socialista, desaparecido después de su paso truculento por la Comisión Nacional del Mercado de Valores- había recibido como regalo varios pares de calzoncillos de seda de la marca Loewe que costaron, entonces, cuarenta mil pesetas cada uno. No se qué sensación puede dar llevar las partes pudendas envueltas en ese dineral; además la seda es incomoda, sobre todo en verano, porque produce una cierta sensación de promiscuidad; la seda, en su caso, es para compartirla.

Pero ahora que El Bigotes ha confesado en grabación telefónica que todos los años le hacía regalos a Rita Barberá, alcaldesa de Valencia, consistentes en bolsos de Luis Vuiton (el más barato vale 900 euros pero se pueden conseguir de imitación por 25 en Marrakech); se explica que las grandes marcas sobrevivirán siendo utilizadas para regalos impactantes en personas que tienen necesidad de que la marca sea visible para sentirse alguien.

Ahora se explica también la defensa cerrada de Barberá porque vio crecer la barba en los trajes de Camps y se acordó de donde guarda las cosas ella para transportarlas.

Se acerca agosto que es un mes peligroso para la memoria. En agosto el cerebro se queda pendiente del vuelo de las gaviotas sobre todos en quienes practican la tecnología del regalo como método de influencias y proximidad para ganar favores. No podemos consentir que el verano perturbe nuestra neuronas porque nos encontramos frente a una trama de mafia organizada que mediante la tecnología del regalo en unas ocasiones y en otras de la “pastuqui” tienen dinero por paraísos fiscales que la Justicia está tratando de descubrir. Toda una era, esta la de los calzoncillos de seda y bolsos de lujo en la que las bodas de los nuevos ricos de la política se hacían en El Escorial tal vez sólo para que pudieran compartir banquete Correa y Berlusconi. De momento, el primer ministro italiano parece blindado para no poder hacer compañía a los amigos de Aznar que ya están en presidio.

c,c.

11 comentarios:

Blanca dijo...

Mucho me temo que Berlusconi les ha enseñado también cómo "blindarse" aquí, en España. Dudo mucho que el amigo juez de Camps (¿también lo será de Rita?) le de algo más que consejos de cómo hacer las cosas sin que se note...

Un besazo

Antonio Parra dijo...

Está claro Blanca que la corrupción de la DERECHA está muuuuuuuy protegida

Malo Malísimo dijo...

¡Cagüen la leche! Si es que soy tonto del culo, si es que no doy una a derechas. Con lo que me gusta a mi vestir bien y fardar de pelucos en condiciones y de camisas de seda y voy y me hago de izquierdas... y pobre y de base y desgraciado y de la izquierda garbancera y... lo bien y lo agustito que duermo por las noches.

Antonio Parra dijo...

Jajajjajaja. Muy bueno Malo.

GINEBRA dijo...

Bueno Antonio, veo que has cambiado el cestillo por la jarra (mejor esta opción, la cerveza es bebida de dioses).
Desde luego lo de los calzoncillos de seda es de un petulante atroz, los trajes del otro ni te cuento y los bolsos de la Barberá, pués eso una vergüenza y aunque la mona se vista de Vuiton mona será (en el caso de la Barberá lo más parecido a un chimpancé).
En fín, corrupción y más corrupción, un país de pedorreta y pandereta!!!!!!
Besos

Antonio Parra dijo...

Ginnnnn, que esta ordinaria de la Politica me recuerda a algún personaje del ciene español de los 70, pero con la cara como el cemento-
¿No se te parece a Florinda Chico ó Rafaela Aparicio, pero en color? jejejeje. El morro que tiene la pava!-
Oye! que a mi me gusta tu fotito mas que mi jarra de cerveza.
Besitoa

Encarna Rabanal dijo...

Me parece muy bien el comentario de la entrada y estoy de acuerdo con todo lo que dices, son unos impresentables, con lo que tiene encima y no se cortan un pelo a la hora de insultar, sus mítines han sido bochornosos.
Un saludo

Hitos dijo...

No le he pedido permiso al seor Meneses, pero miren

Antonio Parra dijo...

Gracias Hitos, muy bueno

Lia dijo...

Wenas!! He visto tanta corrupción en los últimos meses que ya no puedo estar más escandilazada. Pero a ellos les da igual, hagan lo que hagan, van a tener el mismo número de votos.
Saludos!!

Antonio Parra dijo...

Lia, eso forma parte de la inmadurez democrática de gran parte de la sociaedad. lamentablemente es así.