sábado, 31 de marzo de 2007

Las Mentiras del PP. (Capitulo de Mera)



Debe de ser verdad que se coge antes al mentiroso que al cojo. Es constatable que el eurodiputado Agustín Díaz de Mera, director general de la Policía el 11 de marzo de 2004, no es cojo y también ha resultado evidente que Javier Gómez Bermudez se lo ha llevado por delante como un tren de mercancías.


En septiembre de 2006 el dirigente del PP le abrió su corazón a Federico Jiménez Losantos en la COPE y le ofreció detalles de un supuesto informe de la Policía en el que se vinculaba a ETA con los atentados y que los malvados socialistas ocultaban. Nadie pudo confirmar que dicho informe existiera porque una cosa es que una mentira mil veces repetida se convierta en verdad y otra muy distinta que las mentiras reiteradas escriban informes. Hoy el Tribunal le ha exigido el nombre de la persona que le dijo que ese informe era real. Díaz de Mera no lo ha dado y le han caído 1.000 euros de multa y una petición de suplicatorio al Parlamento de Estrasburgo para que se le juzgue por un delito de desobediencia a la autoridad. La bola de nieve que él mismo echó a rodar pendiente abajo le ha caído en la cabeza.


En el fregado le ha metido sin quererlo uno de sus ‘aliados’, el abogado de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M., José María de Pablo, que se ha llevado el pobre un disgusto de campeonato. Al propio juez, cuya fama de conservador le precede, se le ha notado muy contrariado pero ha cumplido sin pestañear con su obligación. En alguna ocasión lo ha manifestado: “A mi me da igual que esté ahí el Rey”, en referencia a acusados y testigos.
Díaz de Mera ha empezado a explicar que conocía las generalidades del supuesto informe, que había sido encargado por el Comisario General de Información, Telesforo Rubio, y que sus autores eran un hombre y una mujer, cuyos nombres ignoraba porque su "fuente" no se los había facilitado. Él sólo se había metido en el callejón sin salida. Cuando le han pedido que dijera el nombre de aquella misteriosa fuente, ha tenido que negarse con el argumento de que podría poner en peligro su seguridad y su puesto de trabajo.


Bermúdez ha intervenido. Le ha recordado su obligación de contestar y hasta le ha facilitado un folio para que escribiera su nombre, dando a entender que el Tribunal no lo utilizaría. Del “no me lo tome a desacato, señoría”, se ha pasado al “no le puedo autorizar a reservar la fuente” y de ahí al “estoy en disposición de aceptar las consecuencias”. El lío estaba armado.
La sesión se ha interrumpido unos minutos y se ha reanudado con Bermúdez calzándole una multa de 1.000 euros. Díaz de Mera ha empezado a contarnos sus penas, a relatarnos lo mucho que quiere a la Policía –debe de ser verdad porque tiene hijos en el Cuerpo- y lo honesta y fiable que era su fuente. El juez le ha rogado que meditara, le ha explicado las consecuencias que iba a tener su conducta y le ha ofrecido que se tomara el tiempo que considerara oportuno y hasta que pidiera permiso a la pretendida fuente para que la citara. “Ni siquiera se si tiene el teléfono intervenido”, ha respondido a la desesperada el ex director de la Policía después de afirmar que prefería arrostrar las consecuencias.


“No me deja otra alternativa”, ha dicho el juez, que ha procedido a deducir testimonio para que sea ahora el Tribunal Supremo, dada la condición de aforado de Díaz de Mera, el que pida el suplicatorio al Parlamento de Estrasburgo para juzgarle por un delito de desobediencia, castigado con pena de prisión de hasta un año. Lo decía Benavente: "La mejor mentira cuesta muchos disgustos pequeños y al final, un disgusto grande"

4 comentarios:

Paco dijo...

En la viñeta de "El Roto" que aparece hoy en El País tenéis con muy pocas palabras el mejor resumen de la teoría de la conspiración.
¿Cuándo se irán Zaplana, Acebes y Rajoy?

jkee dijo...

Vaya puta mierda de blog que tienes, supongo que estaras contento con la sarta de tonterias que escribes(bastante mal por cierto) en tu blog, haber si pensamos un poquito y dejamos de repetir y repetir las mismas mentiras

ANTONIO PARRA dijo...

oye jkee ¿y tu de quien eres? ¿de Marujita?. Veo que tienes un vocabulario bien cultivado y que además eres "tolereante" tan tolerante como tu amo, el amo de la españa de Los Borregos a la que tu perteneces.

Rocio dijo...

ser les va a caer el castillo de naipwes a las ordas fascistas. Pronto no tendrán nada que decir. Solo les queda la dimisión de los tres jinetes de la apocalipsis (Rajoy, Zaplanas, Acebes).