miércoles, 2 de enero de 2008

SE ACABÓ EL TURRÓN


Se acabó la Navidad, ya sólo faltan Los Reyes (los magos) venidos a menos desde que llego Papá Noel. Los deseos, las felicitaciones, los felicidades, los parabienes, los prósperos años nuevo, la familia (la tradicional) junto al pavo y al turrón, los villancicos, las luminarias, los abetos engalanados, los atascos en las grandes superficies y en la Plaza Colón con pederastas y arengas nacionalcatolicas, los discursos televisados, el coñazo de la TV con las doce uvas..........el mundo maravilloso, se acabó. ¿habrá nevado en Belén este año o se estarán matando entre entre ellos?.

La Navidad, ese excelente pretexto de la Hipocresía, acaba. La tregua se termina. Las "amistades" se desvanecen, los "deseos" se frustran, la "generosidad" se hace cicatera, se acabó la fiesta que intenta enmascarar un poco la mezquindad del genero humano, fechas en que el malo se confunde con el bueno, fechas en la que sentimientos olvidados como la solidaridad parece recuperar el lugar que nunca debió perder, fechas en las que, cual anuncio de turrón, los seres queridos suelen volver a reunirse en torno a una mesa que quizás en otro tiempo tuvieron olvidada.

Hoy volvemos a la realidad ¿será tan bonita?.

8 comentarios:

Selma dijo...

Antonio, te acabo de dejar un comentario en tu entrada anterior..resume mi pensamiento en cuanto a la desigualdad en el mundo, entre los niños de aquí y de allí.
Ésta entrada nueva sigue denunciando la realidad que por desgracia vivimos..
Hemos de esperar que éste 2008 nos traiga mejores noticias..¿Podemos ser optimistas? De momento realistas..
Un beso Antonio.

Maripuchi dijo...

Bueno.. hipócrita no sé si me he vuelto de ayer para hoy, lo que sí me han sobrado son tres tabletas de turrón del blando... ¿alguna recetilla para aprovecharlas?

Ah! Y feliz 2008!!! (Y feliz vida!!!)

Blanca dijo...

Volverá a ser lo que era a las 12 de la noche del día 31, antonio, ni más ni menos... seremos lo mismo pero con menos perras y algún kilito de más, pero la humanidad será la misma porquería: las mismas paranoias, las mismas maldades, cinismo, insolidaridad, neurosis, mala leche... enfín... pa que hablar...

Dicho lo cual, te deseo que se cumpla lo que te has propuesto y la mayor dosis de felicidad diaria que puedas lograr, trufada con mi recuerdo de amistad y cariño. Muchos besos.

Elisa dijo...

Antonio, ya veo que has entrado en mi blog, eres el primero y el único.La verdad que lleva poco tiempo, lo he creado a raiz de entrar en el blog de Guillermo por si queríamos hacer comentarios aquí.
Os veo muy pesimistas sobre la Navidad, pienso que a las cosas hay que darle la importancia que tienen nada más y bueno, si sirve para unir gente e ideas,como ahora mismo, pues bién venida sea; el enfrascao dentro de la religión, yo hace tiempo que no lo creo, ya sabes que la Navidad como otras fiestas religiosas,son fiestas paganas que la iglesia se cogió para ella; sabes que en Navidad y Semana Santa,antiguamente eran épocas de lluvia y mal tiempo, en el campo había que parar y se tomaron días de fiesta que desde luego no tenían relación ni con el nacimiento de nadie ni con la muerte y resurreción. Te cuento ésto para que entiendas que los deseos de felicidad y el amigismo de la Navidad no tiene ninguna relación con lo de ser buenos, católicos, apostolicos...con lo cual nadie cambia, ni se hace mejor, ni se acaban las desigualdades, ni na de na.Todo el año con ideas buenas, trabajo bién hecho y pensar un poco en los demás,ser fieles a nosotros mismos y honestos...TODO EL AÑO, lo demás tómalo como unos dias de descanso y de diversión porque éso son.
Vaya ladrillo que te he colocao.
Asi que ánimo y disgustos los justos, las personas pueden cambiar algunas cosas, y cosas muy importantes pero no se acabaran nunca las desgracias en paises del tercer mundo, ni las desigualdades para las que no hay que ir tan lejos, ni los grandes negocios de las multinacionales, ni El corte Inglés...además creo que éstas últimas no deben cambiar porque generan trabajo y empleo para los que se incorporan al mundo del consumo. Seguro que no estás de acuerdo, yo tampoco estoy muy segura de lo último.
Un beso y perdona el tocho para ser el primer día que te escribo
Elisa

rosamari dijo...

La realidad es eso, lo real, pero si podemos ponerle un poco de alegría y poner la proa al viento y "to palante".
Te deseo lo mejor.

Anónimo dijo...

No seamos tan pesimistas, por Dieu. ¡Hemos visto tantas cosas interesantes en Madrid estos días! que a lo mejor merecía la pena que llegase la Navidad para encontrar tanto retrógrado unido en comunión con la Santa Madre Iglesia, Católica, Apostólica y Romana; había tanta unción en esas miradas defensoras de la vida a cualquier precio, y tan a favor de una "familia" tan estereotipada, que más de uno, seguro que nos hemos partido de risa, por no llorar de rabia y sujetar los vómitos. De todas formas, yo tengo una amiga que se llama Natividad, que es cantidad de buena gente.
¡Animo y que en marzo se lleven un disgusto los que no piensan como nosotros! Feliz 2008

Los pasos que no doy dijo...

Yepa¡¡¡ se acabaron las navidades¡¡¡¡

A partir de ahora..., pues como antes, Antonio, pero con menos dinero..., con las navidades ya hemos ajustado los ciudadanos algún resorte para cuadrar las cuentas del sistema capitalista y ahora? pues a seguir hasta el próximo ajuste anual.

Pero, aparte de eso, lo que realmente importa son las personas y la ilusión ante un nuevo ciclo. Porque eso es lo que celebramos: que los días empiezan a ser más largos. Lo del nacimiento de Cristo, Krisna (que también nace el 25 de diciembre) o cualquier otro dios no son más que metáforas del ciclo natural que los humanos llevamos celebrando desde que nos pusimos a dos patas.

Así que te deseo todo lo bueno que te pueda traer este nuevo ciclo.

Un besazo,

el socialista dijo...

¿Conoces el "Proyecto 80%"?

Sí, el gran objetivo, la gran obra maestra de la izquierda española, será llegar a esa cifra para impartir una lección que jamás será olvidada. Una demostración de fuerza que nadie podrá negar. Un golpe de efecto que abra portadas, titulares y ruedas de prensa. ¿Mareante? No es imposible. Es una cifra a la que se llegó en 1982 por ejemplo. En 1993 y 1996 se llegó al 77%. En las últimas, al 76%. ¿Alguién recuerda unas elecciones democráticamente más trascendentales desde 1982? Mirando hasta donde es capaz de llegar la derecha española uno tiene la impresión de que son los mismos que en plena transición cuestionaban la Constitución y el Estado Autonómico. Son los mismos que decían como entonces que "España se rompe". ¿Por qué no llegar entonces al 80% de participación para marcarle el terreno a esta derecha casposa y retrógrada? ¿Por qué no darles una lección en toda regla? ¿Por qué no demostrarles que España no tolera actitudes post franquistas y antidemocráticas como el boicot a los productos catalanes o el colapso de nuestras instituciones? ¿Por qué no recordarles que los ciudadanos que conformamos esta sociedad imperfecta no toleramos ni toleraremos que se juegue con la mentira, con la falsedad y con la descalificación zafia? ¡Por qué no llegar al 80% para dejar al mundo boquiabierto y para darle una lección a los Acebes y a los Zaplanas! Una meta dificil, pero altamente motivante; un objetivo grandioso que daría la vuelta a medio mundo y que devolvería la fe a la ciudadanía española. ¡Vamos!

¿Cómo? A la vez sencillo y estelar. Una campaña por internet, un mailing anunciandola, una recogida de firmas, SMS, un lugar donde centralizar propuestas, videos, iniciativas de movilización. Nos sobran ideas si nos ponemos. ¡Somos la gente de la cultura, de la inspiración, los creadores! Somos la izquierda española, unida a pesar de sus diferentes tonalidades. Que se hagan eco los medios digitales, que se entere el país que tenemos un grandioso objetivo. ¡Vamos a alcanzar el 80%! De internet se podrá pasar al boca a boca, conseguir que se hable en los colectivos ciudadanos progresistas, en las tertulias..."¿sabés qué es el proyecto 80%?". Vereis que remarco siempre, progresistas, bien, todos sabemos que no hace falta lanzar campañas para movilizar a la derecha. Ellos van a votar fijo, llueva nieve o haya un terremoto. Nosotros y solo nosotros tenemos la responsabilidad y el peso para llegar, y por qué no superar, esa cifra. ¿Nos atrevemos? ¿Nos ilusionamos? ¿Nos mojamos? Un reto para ser atractivo debe ser difícil, estimulante, debe ser de tal manera que para alcanzarlo haya que dedicarle esfuerzo y tiempo, poco individualmente pero en suma una enorme iniciativa ciudadana y social. ¡Un 80%!

¿Quién se suma? ¿Te sumas tú? ¿Se suman tus amigos? ¿Esos que teniendo ideales progresistas casi nunca se animan a ir a votar porque todos los políticos son iguales? ¿Y tus familiares? ¿Qué propones? Hay tanta gente a la que movilizar e ilusionar....Podemos organizar grandes cosas. Podemos organizar una enorme fiesta en la calle el mismo día 9 de marzo si conseguimos el objetivo. ¡A la calle a celebrarlo! ¡Somos del proyecto 80% y lo hemos conseguido! ¡Somos grandes! ¡Vamos a Génova a celebrarlo con Rajoy! ¡Que se nos oiga, que se nos conozca! ¡Vamos a montar la enorme fiesta de la democracia, la del voto, la de la participación! ¡Podemos dar muchas lecciones a los políticos! ¡Somos poderosos si nos lo creemos! Hoy será al PP. Pero el PSOE, y el resto de fuerzas políticas, tomarán nota para futuros comicios. Es un grito de "no nos falles" más alto y nítido que los anteriores. Es nuestra respuesta a las andanadas de quienes insultan, de quienes separan, de quienes odian.

¿Nos atrevemos? ¿Nos atrevemos? Yo, me atrevo. ¿Quién se apunta? ¡Proyecto 80%!

saludos socialistas