jueves, 28 de agosto de 2008

LAS INDEPENDENCIAS


Habia suficientes argumentos para hablar extensamente sobre el amarillismo informativo de la tragedia de Barajas. Pero no tengo estomago suficiente para dedicarle ni un minuto a esta miseria informativa nacida de la tragedia. Así que mejor hablar de otro tema que hoy me ocupa y preocupa: las independencias.

La decisión del Parlamento ruso de apoyar la independencia de Abjazia y de Osetia del Sur abre otra vez el debate de las independencias. Digo las independencias, porque es difícil encontrar casos de independencia con orígenes y desarrollos iguales. Hay independencias pactadas, las hay violentas, otras tienen origen colonial, las hay con base racial y así hasta lo que se quiera analizar en la Historia.

Las independencias viejas que nos quedan en la retina son las originadas por la descolonización. Con mejor o peor acierto, todos los grandes países europeos tuvieron que aceptar que esos territorios ocupados durante años en Africa o en Asia, no querían ser provincias de la metrópoli de turno y querían ser un Estado independiente.

Hasta España tuvo que reconocer la independencia de los modestos territorios africanos que mantenía como “provincias” hasta en los sellos y en las Cortes.

Pero desde que se vino abajo el Muro de Berlín, pasan cosas que nos sorprenden a los confortables ciudadanos- Estado del mundo europeo occidental.

Un día, silenciosamente, desaparece Checoslovaquia. Dos comunidades negocian y separan todos sus activos y sus ciudadanos. Cada moneda del Banco Central, cada carro de combate, cada metro de frontera se pactó sin un grito, sin un tiro. Y nos encontramos con un Estado llamado Chequia y otro llamado Eslovaquia. No se prestó mucha atención al suceso.

Otro día la conocida Yugoslavia salta en pedazos. Pero esta vez a sangre y fuego. Alemania, se apresuró a reconocer la independencia de Eslovenia y el proceso se convirtió en imparable.

Pero la fragmentación en Estados de la antigua Yugoslavia va dando lugar cada día a nuevas matizaciones (y las que quedan). Fue primero el caso de Macedonia, intentada ser vetada por Grecia. Luego Montenegro, más tarde Kosovo. Aquí otra decisión interesante. Kosovo es independiente porque lo fuerza EEUU.

Ahora, otra gran potencia, Rusia, decide apoyar otras independencias. Y seguro que las consiguen. En estos líos nacionalistas cercanos a una gran potencia es preciso saber qué opina esa gran potencia. Si está a favor de un nuevo Estado, lo habrá, si esta en contra no lo habrá.

A todo esto el presidente del gobierno de Euskadi repite día tras día que quiere realizar un referendum sobre una posible separación de el País Vasco de España. Es un modelo que en Canadá ha utilizado la provincia de Quebec sin éxito, pero de forma reiterada.

La Europa de las regiones va a conocer muchos intentos de independencia, que nadie tenga la menor duda. De cómo se resuelvan esas situaciones de tensión intra-Estado, todos los ciudadanos de la Unión Europea vamos a ser responsables. Sin olvidar lo que opinen Rusia y los EEUU en determinados casos.

Una apuesta: en 2020 habrá más Estados independientes en Europa de los que hay en estos momentos. No se si será bueno o malo ni se cuáles, pero -en todo caso- hay que olvidarse de los fusiles.

9 comentarios:

Naveganterojo dijo...

No soy nacionalista castellano,pero ¿que esta buscando el señor ibarreche o Ibarretxe,como el prefiera,?
¿Cuales son sus pretensiones reales?.
¿Que pretende conseguir con el referendun?, y no me refiero a las consabidas consignas politicas que estamos hartos de oir, si no a sus motivos verdaderos.
Esto me huele a nacionalismo a la italiana.
Saludos

Jake dijo...

Muy buen comentario sobre las independencias; en esta materia soy bastante lego y algo me has aclarado sobre ésto que yo no termino de entender del todo. Muchas gracias.

El Guardián de La Muralla dijo...

En el blog "El Cuaderno de Guillermo"
Ha hecho ud. un comentario iniciado de esta manera: "A algunos de los que han entrado en esta plaza al hilo de la "bronca de la financiación", a algunos que se amparan en ello para decir que son ciudadanos o ciudatans libres, ni de izquierdas ni de derechas, pero que juegan a políticos aventureros antinacionalistas periféricos pero nazionalistas españoles, a ellos, a todos ellos y sin animos de ofender, les dedico mi cita favorita de Bertolt Brecht:"
¿Esto ha ido por el comentario hecho por El Guardián de La Muralla?
Disculpe el atrevimiento, pero es que me ha parecido así, y si es de este modo, me sorprendo, me sorprendo muchísimo porque por más vueltas que le doy al blog La Muralla (www.nacionalismostop.blogspot.com) no veo por donde aplicarle el comentario hecho por Ud, en respuesta de los comentarios vertidos en la Plaza de la Cordialidad que es el blog del Sr. Fernandez Vara.
Le pregunto de forma privada en su blog para no crear polémicas absurdas, que por otro lado no tienen gran importancia. Espero su respuesta aquí o en La Muralla.
Gracias

Fernando dijo...

Yo me atrevería a hacer una pregunta: ¿permitiría Ibarretxe, el día de mañana, en una hipotética Euzkadi independiente, un referemdum sobre su reintegración de nuevo en España? Saludos. Lo que me acuerdo de las setas del otro día. Felices vacaciones.

GINEBRA dijo...

Hola Antonio. Buen post este de las Independencias. Los Nacionalismos han sido desde el siglo XIX (época en la que se le dió este nombre) una de las principales causas de los conflictos actuales... es penoso que tengan que morir civiles por teorías políticas muy decimonónicas.
Sobre el País Vasco, ni me pronuncio, me aburren soberanamente. Me salto las noticias sobre Euskadi, ETA, Ibarretxe y su puta madre.
Besos

Los pasos que no doy dijo...

Creo que es el mal europeo: la exaltación de los nacionalismos. Al final, las esperanzas de una Europa unida se van por dos agujeros: uno, que a los mandamases europeos sólo les interesa la libre circulación de capitales (puro y puto capitalismo), y dos) los nacionalismos que cada potencia europea fomenta o no en virtud de sus intereses estratégicos.

¿Qué provocó la guerra en los Balcanes más que la cabezonada (por llamar de algún modo la actitud alemana)de dar a Croacia la soberanía, pero a Bosnia-Herzegovina y Serbia no. En esa guerra están los orígenes del terrorismo islamista.

Hay más ejemplos: por qué Kosovo sí y Osetia no? o Euskadi?

Mientras que quienes nos mandan en Europa no entiendan que la cuestión es ir hacia la unidad y no hacia la partición dependiendo de quien la pida nunca conseguiremos la unidad europea.

Yo creo en la autodeterminación de los pueblos, es un derecho humano universal, pero también creo que es un gran error ir a la separación de fronteras y no a la desaparición de ellas. Por eso soy federalista, porque me parece una buena manera de respetar los nacionalismo a la vez que se hace un proyecto conjunto.

No sé... este tema da para mucho.

En cuanto a las chorradas y gilipolleces varias del lendakari... pues una más, como las de los catalanes. Exarcebar el sembrao siempre da votos y todos -todos- los políticos nacionalistas lo utilizan, aunque luego no quieran realmente la independencia.

En fin...

Un besazo¡

GINEBRA dijo...

QUERIDO Antonio, espero que las cosas no vayan muy mal del todo... te envío un saludo y un beso.

Fernando dijo...

Antonio, que nos tienes huérfanos.

GINEBRA dijo...

Antonio, ¿cómo estás?. Te he dejado una cosita en el último post de mis alumnos , en Extremdadura-Marca, es sobre tu tierra y tb sobre algo que es tu vida. Me gustaría que lo leyeras.
Un beso, amigo mío